Facebook   Twitter   Instagram   Youtube   Flicker
Seguimos caminando para defender la Amazonía

SIGNIS ALC

25 septiembre 2020

No hay comentarios

Casa Noticias Generales Amazonía

Seguimos caminando para defender la Amazonía

Seguimos caminando para defender la Amazonía

Petición permanente para el Sínodo Amazónico al inicio de cada día:

 

“Que el Dios de la vida y la belleza, el Espíritu Santo que nos impulsa hacia más fraternidad, unidad y dignidad, y el Cristo encarnado de la Buena Nueva, y de la inculturación y la interculturalidad nos den la serenidad, el discernimiento y la valentía para encontrar los nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral en este Sínodo Amazónico. Todo ello para el bien y la vida de sus pueblos y comunidades, y para caminar más juntos por el Reino”. Meditar por unos momentos esta petición inicial, buscar la calma interior para entrar en este momento de navegar por las aguas de la Amazonía y de la vida de la Iglesia al servicio de sus pueblos y comunidades, y para escuchar el llamado de Dios a través de su palabra viva.

 

Lectura del día -Fragmento- (cada uno y cada uno es invitado a profundizar en la lectura completa según su propia necesidad y criterio):

 

“En aquel tiempo, Jesús reunió a los Doce y les dio poder y autoridad para expulsar toda clase de demonios y para curar enfermedades. Luego los envió a anunciar el reino de Dios y a curar a los enfermos. Les dijo: —No lleven nada para el camino: ni bastón, ni zurrón, ni pan, ni dinero. Ni siquiera dos trajes. Cuando entren en una casa, quédense en ella hasta que salgan del lugar. Si en algún pueblo no quieren recibirlos, salgan de allí y sacudan el polvo pegado a sus pies, como testimonio contra esa gente. Ellos salieron y recorrieron todas las aldeas, anunciando por todas partes el mensaje de salvación y curando a los enfermos” Lucas 9, 1-6

 

Reflexión desde la perspectiva del Sínodo Amazónico:

 

En este Sínodo Amazónico nos sentimos invitados a asumir este imperativo ético universal que nos viene desde el propio llamado de Jesús a una vida sencilla, a una sobriedad feliz como plantea la Encíclica Laudato Si. En este tiempo de crisis global, humanitaria, climática y de fraternidad es urgente buscar esos nuevos caminos eclesiales para vivir una genuina Ecología Integral de la austeridad, de consumo responsable, de una mirada que considere la situación actual y la justicia para las nuevas generaciones, y ahí la Iglesia debe ser aprendiz, hermana y maestra. Jesús nos pide confiar, y hoy esa confianza es lo único que nos puede sacar de esta ruta directa al límite y al punto de no retorno. El problema ecológico más importante se llama inequidad, esa avidez por la acumulación sin importar los otros nos ha puesto en este sitio y no se puede concebir de ninguna manera que se utilice el mensaje evangélico de Jesús sin considerar su mandato a una vida más sobria y a una opción que permita que todos tengan más vida y vida en abundancia, incluyendo la hermana madre tierra. Muchos no quieren escuchar esto, así que como pide Jesús sigamos adelante con fe y esperanza compartiendo este camino que quiere tejer Reino con quien sepa escuchar, y asegurando que la Amazonía pueda ser un signo de la periferia que ilumina el centro.

 

Contemplación:

 

Contemplemos la imagen de este día y dediquemos un momento a reconocer nuestra propia vida y experiencia en la Iglesia y al servicio de la Amazonía para pedir luz en esta palabra de Dios en preparación del Sínodo. Escribir mis peticiones particulares y permanecer en ellas durante este día. Hacemos una invitación a llevar un registro de todo lo que el Espíritu suscite en nosotros como preparación interior para el Sínodo AMAZÓNICO.

Cita para meditación de cierre:

 

Papa Francisco.

 

Discurso en el II Encuentro Mundial de los Movimientos Populares La casa común de todos nosotros está siendo saqueada, devastada, vejada impunemente. La cobardía en su defensa es un pecado grave (…) No se puede permitir que ciertos intereses –que son globales pero no universales– se impongan, sometan a los Estados y organismos internacionales, y continúen destruyendo la creación. Los pueblos y sus movimientos están llamados a clamar a movilizarse, a exigir –pacífica pero tenazmente– la adopción urgente de medidas apropiadas. Yo les pido, en nombre de Dios, que defiendan a la madre tierra.

 

Martes 24 de septiembre

 

Día 29: Seguimos caminando para defender la Amazonía

Día 29: Continuamos caminhando para defender a Amazônia

Cookie Consent with Real Cookie Banner