Facebook   Twitter   Instagram   Youtube   Flicker

Libros

Refundación del Estado en América Latina: Perspectivas desde una epistemología del Sur

Este libro gustaría de ser un texto nuevo sobre procesos sociales políticos y culturales inéditos, pero no está seguro de  que lo haya logrado. Es un análisis construido al filo de la navaja con  respecto a los cambios políticos en curso en varios países del continente  latinoamericano.

Autor: Boaventura de Sousa Santos
2010

Categorías: , Etiqueta:

Descripción

PREFACIO

 

No es fácil analizar procesos sociales, políticos y culturales nuevos o  novedosos porque es grande el riesgo de someterlos a cuadros analíticos  y conceptuales viejos, incapaces de captar la novedad y, por eso, hay la tendencia a desvalorizarlos, ignorarlos o satanizarlos. Esta dificultad se presenta en forma de dilemas que cuesta imaginar, pues no es posible crear cuadros analíticos y conceptuales nuevos sino en presencia de los procesos que generan la necesidad de crearlos. ¿Cómo identificar esa necesidad? ¿Cómo sentirla? Esa necesidad es meta teórica y meta analítica, o sea, se asienta en una opción política que considera tales procesos como nuevos y no como extensiones de procesos viejos. No es una opción que pueda ser ella misma adecuadamente teorizada, pues los mismos procesos, salvo el caso raro de totales rupturas estructurales, pueden adecuarse a una u otra opción con razones igualmente creíbles. En la base de la opción está un acto de voluntad más que de razón. La opción por la novedad requiere apostar en la novedad, esto es, mientras acontece. ¿De dónde proviene esta voluntad? De un sentimiento de malestar y de inconformismo ante los procesos precedentes que constituyen nuestro presente, un presente que no queremos perpetuar al estar convencidos de que merecemos algo mejor. Claro que para que la apuesta sea creíble es necesario invocar argumentos razonables. Pero los argumentos circulan sobre un fondo de incertidumbre y de desconocimiento, ingredientes propios de la apuesta.

 

Una segunda dificultad es todavía mayor: apostar con éxito por la novedad no implica lograr que la novedad tenga éxito. Es decir, un proceso creíblemente nuevo o novedoso puede fracasar, y el fracaso puede  derivar precisamente de haber sido considerado nuevo. Lo nuevo tiene en  su contra no solamente teorías y conceptos viejos, sino también fuerzas  sociales y políticas que se movilizan con particular eficacia cuando son  confrontadas con algo inédito. El sentido último del conservadurismo  reside en la resistencia a lo nuevo concebido como una amenaza a lo que  se puede lograr a partir de lo viejo. Este conservadurismo puede surgir  tanto de fuerzas políticas de derecha como de izquierda.

 

Hay todavía una tercera dificultad. Lo nuevo o lo novedoso solamente  puede ser analizado como tal en cuanto ocurre. Terminado su curso ya no  es más nuevo. El análisis debe ser siempre tan incompleto y abierto cuanto lo es aquello que se analiza. Acompaña los procesos en curso en tiempo  analítico real, por así decirlo. Lo que se analiza hoy puede no existir mañana. Incluso el sentido político del análisis puede cambiar rápidamente, tan  rápidamente cuanto las diferentes fuerzas políticas destruyen, cooptan o subvierten las agendas de los adversarios. La construcción teórico-analítica tiene así una necesaria dimensión programática que, sin embargo, no se  imagina como vanguardia de la construcción transformadora en curso.  Al contrario, es más una construcción de retaguardia que examina lo que los destacamentos de la construcción van acumulando en función  de temas olvidados, aliados perdidos, errores no asumidos, promesas no  cumplidas, traiciones disfrazadas.

 

Este libro está consciente de todas estas dificultades y no está seguro  de haberlas superado. De hecho, algunas son en sí mismas insuperables y  la lucidez del análisis reside en la manera cómo se reconoce las dificultades  y reflexiona sobre ellas. Este libro gustaría de ser un texto nuevo sobre procesos sociales políticos y culturales inéditos, pero no está seguro de  que lo haya logrado. Es un análisis construido al filo de la navaja con  respecto a los cambios políticos en curso en varios países del continente  latinoamericano, y muy especialmente en Bolivia y Ecuador. Concibe los  cambios como nuevos o novedosos y con un significado que trasciende  en mucho su encaje geopolítico en los dos países. Lo que pasa en Bolivia  y Ecuador tiene una importancia continental y mundial pero —para que  tal sea visible— es necesaria una epistemología propia, o lo que llamo una  «Epistemología del Sur». Es así un análisis angustiadamente consciente de los retos epistemológicos, analíticos y políticos que estos cambios  sugieren para que su novedad sea reconocida, hecha creíble y constituya  una transformación social exitosa y emancipadora.

 

Por todas las razones dichas, este es un libro en curso y si los  lectores lo acogen estoy seguro de que su segunda edición será distinta  de la primera. Este libro está siendo construido en diálogo intenso con  colegas y con líderes de movimientos indígenas, en especial bolivianos  y ecuatorianos. Del lado boliviano, citados en orden alfabético, Rossana  Barragán, José Luis Exeni R., Ivonne Farah, Fernando Garcés, Tomás Huanacu, Álvaro García Linera, Raúl Prada, Luis Tapia, Cecilia Salazar,  Adolfo Vásquez y Oscar Vega. Del lado ecuatoriano, Alberto Acosta, Blanca Chancoso, Humberto Cholango, Gina Chávez, Fernando García, Agustín Grijalva, Irene León, Magdalena León, Luis Macas, Nina Pacari, Patricio  Pasmiño, Franklin Ramírez, René Ramírez y Catherine Walsh. Cuatro agradecimientos especiales: uno a Miguel Palacín Quispe, coordinador general de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI),  por el diálogo y colaboración a lo largo de los años y por la construcción del  movimiento indígena continental; otro a Ivonne Farah, que me abrió las puertas del Posgrado en Ciencias del Desarrollo (CIDES) de la Universidad  de San Andrés y me incentivó a dar cuerpo científico a mi solidaridad con  el proceso boliviano; otro a Virginia Vargas, con quien discutí largamente las perspectivas feministas desde el Sur; y otro, muy especial, a José Luis  Exeni R., que me acompaña muy de cerca en la preparación de este texto con una solidaridad académica hoy en día rara; además de preciosos  comentarios, a José Luis debo la traducción al español de mi portuñol.

 

La edición peruana de este libro debe mucho a Raphael Hoetmer,  Raquel Yrigoyen y Soraya Yrigoyen. Sin su apoyo y solidaridad la  publicación no hubiera sido posible. Dos agradecimientos especiales.  A Miguel Palacín, cordinador general de la Coordinadora Andina de  Organizaciones Indígenas (CAOI), quien escribió el prólogo, y a Raquel  Yrigoyen quien escribió la introducción.

Cookie Consent with Real Cookie Banner