Facebook   Twitter   Instagram   Youtube   Flicker
Violencia y espionaje

SIGNIS ALC

11 febrero 2021

No hay comentarios

Casa Noticias Generales Libertad de Expresión

Violencia y espionaje preocupan a los periodistas colombianos

Violencia y espionaje preocupan a los periodistas colombianos

Bogotá, Colombia.- Colombia es el segundo país más violento para el ejercicio periodístico en el continente después de México, según se destaca un artículo publicado en la revista Páginas para la Libertad de Expresión, de la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP. El texto, firmado por el periodista Jonathan Bock, Director Ejecutivo de la FLIP, apunta que solo en 2020, la violencia, el deterioro de los medios de comunicación y el estado de la libertad de expresión en el país se profundizaron.

 

El artículo revela que en los últimos cuatro años, en el país han sido asesinados ocho periodistas y se han denunciado 618 amenazas. “Durante el año de la pandemia, y a pesar del confinamiento general, fueron amenazados 193 periodistas, un 10% más que en el 2019. Dos periodistas fueron asesinados: Abelardo Liz y Felipe Guevara. Esto ocurre mientras se invierten miles de millones de pesos en un mecanismo de protección que lamentablemente ha perdido efectividad y naufraga sin legitimidad, a la espera del prometido plan de reingeniería”, dice la nota.

Según destaca, “El Estado colombiano nuevamente ha apuntado sus armas, recursos y capacidad de intimidación contra los periodistas. Esta situación se acrecienta en medio de la emergencia económica por la pandemia que afecta al sector de medios.

 

Además, en el artículo se denuncia de la “alarmante operación de espionaje, el abuso de la fuerza policial contra la prensa durante las manifestaciones y la actitud displicente y estigmatizante por parte de funcionarios de más alto nivel se suceden con tal flagrancia y reiteración que es imposible no asumirlo como un mensaje en el que la prensa se entiende como oposición; en el que no existe tolerancia hacia el pensamiento crítico”.

 

El artículo señala que la violencia contra la prensa ocurre con la misma sistematicidad y permisividad como sucedía en décadas pasadas, durante los años más oscuros de Colombia. En ciudades medianas como Puerto Libertador en Córdoba o en capitales como Arauca no existe la posibilidad de ejercer el periodismo de manera libre. A esos dos ejemplos pueden sumarse decenas de municipios donde las y los reporteros deben calcular cada noticia antes de publicarla y hacen su trabajo con la permanente sensación de que en algún momento serán amenazados, dice.

 

“Esta atmósfera ha encallado a la prensa en la autocensura. Así lo admiten propietarios(as) de medios, directores y reporteros(as) por igual. Claro está que lo hacen de manera confidencial. La mayoría de las veces la sociedad, que depende de la prensa para estar informada, no se entera de la existencia de esa autocensura o puede no conocer su nivel de prevalencia entre los periodistas. Sin embargo, el precio que pagamos como sociedad es altísimo, ya que en un sistema democrático es indispensable que la ciudadanía pueda ejercer su derecho a informarse sobre cualquier tema”.

 

Fuente: FLIP

Categorías

Facebook

SIGNIS ALC
SIGNIS ALC9 hours ago
👂 "El primer servicio que se debe prestar en la comunión consiste en escucharnos".

🎙 Los jóvenes de SIGNIS México nos recuerdan esta importante reflexión para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que celebramos este 29 de mayo.

https://go.ivoox.com/rf/87692869

#jmc2022 #escuchar #escuchaactiva

Twitter

El próximo 31 de mayo, @Pontifex_es presidirá el rezo mariano del Rosario por la #paz en #Ucrania.

https://t.co/nJyZ4R4Fqx
InstagramPlease check your feed, the data was entered incorrectly.
Cookie Consent with Real Cookie Banner